FORMULA 1 GRAN PREMIO DE ESPAÑA 2016

Victoria histórica de Max  Verstappen en el FORMULA 1 GRAN PREMIO DE ESPAÑA  2016

_-44

Clic en la imagen para acceder a la Galeria

 

El holandés de Red Bull rompe la hegemonía de Mercedes y se convierte en el vencedor más joven de la historia en imponerse con 18 años en el Circuit de Barcelona-Catalunya, por delante de Raikkonen y Vettel.

 

El FORMULA 1 GRAN PREMIO DE ESPAÑA PIRELLI 2016 ha tenido un desenlace tan espectacular como histórico. Max Verstappen (Red Bull) se ha convertido en el piloto más joven en ganar un Gran Premio y lo ha hecho por delante del más veterano del campeonato, el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), segundo, y Sebastian Vettel (Ferrari), tercero. Ha sido, además, el fin de semana en que Mercedes y Nico Rosberg han visto truncadas sus rachas de victorias por un inexplicable accidente entre las dos “flechas de plata”. Carlos Sainz (Toro Rosso), sexto, ha logrado su mejor resultado, mientras que Fernando Alonso (McLaren) no ha podido completar la carrera.

Los oficiales de pista, invadiendo el asfalto del Circuit de Barcelona-Catalunya, han sido los primeros en hacer reverencias al piloto holandés. La imagen hablaba por sí sola y reflejaba lo que todos los asistentes (87.245 personas) y probablemente los que estaban viendo la carrera desde casa estarían haciendo en ese preciso instante: alabar casi de rodillas al hombre del día.

_-43

Clic en la imagen para acceder a la Galeria

El nuevo recordman de la FORMULA 1 ha hecho lo impensable: ganar en su primer fin de semana al volante del Red Bull y convertirse en el vencedor más joven de la historia. Verstappen lo ha hecho con 18 años, 7 meses y 15 días de edad, dejando en nada el anterior récord de precocidad, hasta ahora en manos de Sebastian Vettel, que lo consiguió a sus 21 años, 2 meses y 11 días.

Jos Verstappen -su padre y ex piloto de FORMULA 1- era una de las tres personas más felices del día, mirando emocionado desde justo debajo del podio cómo su hijo subía a lo más alto. Al lado de Max, recibiendo el trofeo reservado al equipo ganador, Helmut Marko sonreía eufórico y orgulloso de haber tomado la decisión de promocionar a Max Verstappen en detrimento de Daniil Kvyat, ahora en Toro Rosso.

El joven holandés ha ganado rompiendo todo los pronósticos y estadísticas, incluso la que decía que en los 25 años anteriores de Grandes Premios en el Circuit de Barcelona-Catalunya sólo habían sido capaces de ganar los pilotos que partían desde la primera o la segunda posición. Sólo en dos ocasiones no fue así: en 1996 Michael Schumacher venció saliendo desde la tercera posición y en 2013 Fernando Alonso lo hizo partiendo en quinto lugar.

Verstappen lo ha hecho empezando cuarto y frenando, de paso, la racha de siete victorias consecutivas de Nico Rosberg. El líder del mundial, segundo en parrilla, había superado a su compañero Lewis Hamilton al final de la recta de salida, pero justo antes de llegar a la curva cuatro, el piloto británico ha intentado pasarle sin espacio y, metido de lleno en la hierba, ha perdido el control de su monoplaza para terminar llevándose por delante a Rosberg. Ahí se ha terminado todo para los dos Mercedes y también ahí ha empezado una polémica que a buen seguro traerá cola.

Sin las flechas de plata de por medio, Daniel Ricciardo (Red Bull) ha pasado a liderar la carrera, seguido de Verstappen y Carlos Sainz (Toro Rosso). El madrileño ha realizado una salida brillante desde el octavo lugar y se ha mostrado muy combativo con un coche inferior, pero finalmente ha sucumbido a los envites de los Ferrari de Vettel y Raikkonen.

La victoria era cuestión de dos escuderías: Red Bull y Ferrari, eso estaba claro. Verstappen y Raikkonen han seguido una estrategia de dos paradas que les ha llevado a realizar un último stint de 32 y 31 vueltas, respectivamente, con el neumático medio, mientras que sus compañeros de equipo Daniel Ricciardo y Sebastian Vettel han ido a tres paradas, decisión que se ha revelado ineficaz, probablemente por la presencia al inicio de carrera del safety car tras el accidente de los Mercedes.

En la vuelta 44, Verstappen ha pasado a liderar la carrera cuando Ricciardo ha hecho su última visita a boxes para cambiar gomas. El australiano ha perdido toda opción al podio al verse sorprendido por Vettel, que ha adelantado su parada seis giros antes. Con Verstappen, Raikkonen y Vettel instalados en las posiciones de podio, sólo ha habido tiempo para un último golpe de teatro cuando, a dos vueltas del final, Ricciardo ha pinchado la rueda derecha trasera. Afortunadamente para él, ha tenido tiempo de pasar por boxes y volver a pista sin perder su cuarta posición.

El quinto lugar ha sido para Valtteri Bottas (Williams) y el sexto, para un Carlos Sainz que ha completado un gran fin de semana. En cambio, Fernando Alonso se ha quedado sin el premio de sumar puntos después de colarse el sábado en la Q3 de la qualy por primera vez con el McLaren Honda. Al igual que el año pasado, el asturiano ha tenido que retirarse de la carrera por problemas mecánicos en su monoplaza. Habrá que esperar un año más para volver a ver al bicampeón entre los mejores en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

fuente: Circuit de Barcelona

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Siguenos en Facebook